Traducciones

Tradux dispone de un plantel de más de 40 colaboradores, con una media de experiencia profesional de 23,7 años.

Traducimos a/de todos los idiomas, y nos regimos por unas pocas reglas de obligado cumplimiento:

  • Las traducciones inversas las realiza siempre un profesional a su idioma materno. Nuestra experiencia nos indica que los casos de bilingüismo perfecto son excepcionales.
  • No solemos cobrar urgencias, ni es nuestra costumbre cobrar por trabajar fines de semana.
  • Somos reacios a dividir los encargos entre varios traductores. A pesar de compartir un mismo glosario, la intervención de más de un traductor hace que se resientan la unidad y coherencia internas.
  • Trabajamos con profesionales que tienen acreditada una experiencia suficiente. En TRADUX no se ha traducido nunca una sola palabra sin cobrar por ello. No hacemos “pruebas”, ni realizamos supuestas “prácticas”. Defendemos la dignidad de la profesión de traductor, y nos negamos a participar en subastas a la baja.
  • Para los casos más urgentes, tenemos en nuestras oficinas de la calle Mayor un plantel de traductores que aseguran una respuesta inmediata a los principales idiomas. La mayoría de los traductores son Traductores Jurados.
  • Realizamos presupuestos aproximados, y cobramos exclusivamente las palabras que refleja el procesador de texto. Si el trabajo tiene mucho texto repetido, aplicamos un descuento sobre el mismo.
  • Nuestras tarifas están una media del 15% por debajo de la competencia. La fidelidad de nuestros clientes y traductores lo hacen posible.
  • Las traducciones se someten a un doble proceso de revisión: por una parte el propio traductor debe entregar el trabajo revisado, y con posterioridad una tercera persona, licenciada en traducción, somete el trabajo a un nuevo escrutinio.
  • No confiamos en correctores informáticos, ni empleamos programas de traducción automática.
  • Los clientes cuentan con el compromiso de una fecha de entrega, que normalmente se cumple sobradamente. Además, y gracias a nuestros nuevos programas de gestión, los clientes pueden hacer un seguimiento personalizado de su trabajo.
  • Respetamos escrupulosamente la confidencialidad de las informaciones y datos que contengan los textos que se nos confían.
  • Le concedemos la misma importancia a todos nuestros clientes por igual. No tenemos traductores de diferente categoría, según el carácter del cliente.
  • Si no podemos cumplir con un trabajo lo decimos. No nos comprometemos más que a lo posible. Pónganos a prueba.
  • Tradux mantiene una actividad constante todo el año, siempre a disposición de sus clientes para cualquier urgencia que pudiera plantearse.
  • Nuestra capacitación técnica provoca que, a menudo, otras agencias nos encarguen sus trabajos más urgentes, o que sean especialmente difíciles.
El hombre que no sabe sonreír no debe abrir la tienda~Proverbio Chino