No es malo tener opiniones firmes. Lo malo es no tener más que eso

No es malo tener opiniones firmes. Lo malo es no tener más que eso