El silencio es un de los argumentos más difíciles de refutar

El silencio es un de los argumentos más difíciles de refutar