Cuando el sabio señala la luna, el tonto sólo mira el dedo

Cuando el sabio señala la luna, el tonto sólo mira el dedo