La sabiduría no está en los hombres canos, sino en los libros viejos.

La sabiduría no está en los hombres canos, sino en los libros viejos.

La sabiduría no está en los hombres canos, sino en los libros viejos.